Fuerteventura en Música fomenta la protección del entorno con el sistema de depósito y retorno de vasos reutilizables

    Fem talleres de concienciacion | Macaronesia Fuerteventura

    El festival Fuerteventura en Música regresa los días 1 y 2 de julio a la playa de La Concha del Cotillo y lo hace manteniendo su marcado carácter ecologista. Durante el fin de semana se desarrollarán talleres de concienciación y se repartirán 7.500 vasos reutilizables

    Desde la Consejería de Sostenibilidad Medioambiental se llevarán a cabo una serie de acciones para promover la protección del entorno y el correcto tratamiento de los residuos.

    De esta manera, la Consejería de Sostenibilidad Medioambiental continúa apostando por eliminar materiales desechables en los eventos, implantando el sistema de depósito y retorno de vasos reutilizables con la colaboración de la asociación Clean Ocean Project. De este modo, se distribuirán 7.500 de estos vasos reutilizables.

    Tanto para la consejera de Sostenibilidad Medioambiental, Lola García, como para el consejero de Cultura, Rayco León, el Fuerteventura en Música es un festival que va más allá de la música, en el que se pone énfasis en el compromiso con el medio ambiente. Por lo tanto, se insiste en la fragilidad del entorno natural y la necesidad de minimizar el impacto, mejorando en la gestión de los residuos e insistiendo en la correcta separación de los mismos.

    Talleres de concienciación durante todo el fin de semana en el FEM

    Por ello, el programa de educación ambiental del Cabildo, ‘Conocer para Proteger, estará presente con talleres medioambientales infantiles que se desarrollarán el sábado (2 de julio) y el domingo (3 de julio) en la playa de La Concha. Los talleres se imparten de la mano del Observatorio de Basura Marina de la Consejería de Sostenibilidad Medioambiental y la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura.

    Los talleres se centrarán en la distinción de las basuras marinas y su lugar de procedencia. Los participantes aprenderán cómo clasificar los residuos y el modo en que estos afectan a la fauna marina. Todo ello, a través de actividades dinámicas como gynkanas o manualidades. El OBAM fue puesto en marcha dentro de la estrategia del área de Sostenibilidad Medioambiental para la reducción de la basura marina. Se trata de un proyecto en colaboración con la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, y cofinanciado por el programa PLEAMAR del Fondo Europeo Marino y Pesquero.