Felipe morales, escritor: “Mi mensaje en el libro es solo el de disfrutar y conmover”

    Felipe Morales, escritor | Macaronesia Fuerteventura

    Felipe Morales tiene medio siglo de vida a sus espaldas. Estudió Trabajo Social en La Laguna y se dedicó a ello hasta que la crisis le hizo replantearse su futuro. Entonces, optó por lo que más le gustaba: la terapia humanista integrativa. También ha probado suerte en los medios de comunicación con colaboraciones en Cope Fuerteventura y el periódico El enfoque. Acaba de cumplir el sueño de ver publicado su primer libro, un conjunto de relatos bajo el título de Biofragmentos. La vida en 700 palabras.

    Texto: Eloy Vera

    ¿Cómo surge su incursión en el mundo de la literatura?
    Me dediqué a la música de autor durante diez años. Siempre de forma autodidacta. Hacía canciones que interpretaba con la guitarra. También escribía poemas. Siempre me gustó la literatura, desde la época del instituto. Leía mucho y quería escribir, pero la prosa se me resistía. No tenía las herramientas y fui derivando a otras cosas hasta que empecé a escribir en el periódico El enfoque. Fue ahí donde descubrí que lo que estaba escribiendo tenía calidad literaria.

    ¿Y cómo se fragua Biofragmentos. La vida en 700 palabras?
    Son 36 relatos y algunas poesías contextualizadas en los relatos. Hace dos años, empecé a escribir artículos de reflexión y desarrollo personal en El enfoque. Alguna vez, por variar, escribí relatos. La receptividad de la gente fue mucho mayor que con los artículos y, de repente, descubrí que me sentía preparado. Me pareció un experimento literario enriquecedor y entonces decidí aumentar el número de relatos para hacer un libro.

    ¿Cuál es el mensaje que se pretende dar en los relatos?
    No escribo con la intención de dar un mensaje. Mi mensaje es sólo el de disfrutar y conmover desde el drama, el miedo y la rabia con experiencias de vidas muy atadas a la realidad, pero siempre con una dimensión literaria. Hay mucha intertextualidad en el libro, muchas referencias literarias, puntos de vista, personajes.

    ¿Cómo son los personajes que transitan por la obra?
    Son como la vida misma, de todo tipo. Hay mujeres que no superan el duelo; niñas que descubren la vida; hombres que viven la transición de la vida a la muerte y se cuestionan un montón de cosas; experiencias de viajes; memoria personal y mucha creatividad. Hay referencias literarias a El Quijote y al realismo mágico. Cada cuento es un libro de página y media.

    ¿Cuáles son los argumentos de los relatos?
    Están siempre relacionados con experiencias vitales de personas en cualquier ámbito: el amor, la muerte, la familia. También hay relatos relacionados con experiencias históricas como El Balvanera, donde hablamos de la experiencia de la pérdida.

    Quien te sigue en las redes sociales puede ver que Felipe Morales es una persona con mucho humor, ¿está ese humor también en el libro?
    Hay mucho humor. Cada relato es muy diferente. Hay unos que son tremendamente dramáticos y otros esperpénticos. Intento pasar por todas las gamas de la emoción humana, pero hay mucho humor y juego de palabras donde se puede ver cómo el lenguaje nos lleva a equivocarnos, malinterpretar y a distorsionar la realidad.

    Utiliza en los relatos el género del biofragmento literario, ¿en qué consiste?
    Nuestra percepción de la realidad está hecha de fragmentos, experiencias fragmentarias, lo que recordamos no es solo lo que vivimos. Parto de la vida como que son fragmentos en todos los sentidos. En la actualidad, está la sensación de que todo se fragmenta, como ocurre con la información. Son fragmentos de vida, conjuntos de relatos relacionados con experiencias trasmitidas a través de la literatura.

    ¿Qué autores y lecturas le han influido en este libro?
    Me ha influido tanto la literatura como la música. Pablo Milanés y Silvio Rodríguez en la música, desde el punto de vista poético. Lazarillo de Tormes, Hermann Hesse, Unamuno y su San Manuel bueno mártir, Mario Vargas Llosa, García Márquez, El guardián entre el centeno de J. D.Salinger, Milán Kundera…

    ¿Y qué papel juega Fuerteventura en la obra?
    Juega un papel muy importante y además implícito y se verá en muchos relatos del libro. Parto de mi experiencia personal, tanto literaria como humana. Fuerteventura es el paisaje humano, la perifericidad. Es ver el mundo desde Fuerteventura.

    Felipe Morales, escritor | Macaronesia Fuerteventura